7 consejos para organizar tu tiempo y trabajo

Cuando estamos emprendiendo un negocio y empezamos de cero, a menudo contamos con recursos limitados. Esto provoca que en nuestros inicios como emprendedores optemos por fórmulas como el teletrabajo.

El teletrabajo tiene ventajas como la flexibilidad o el ahorro de costes, entre otras, pero también nos obliga a ser muy constantes a la hora de organizar nuestro tiempo y trabajo para evitar al máximo las distracciones. Así pues, con el objetivo de que te puedas centrar en lo que realmente importa y no te disperses, en este post te ofrecemos una serie de consejos o trucos para organizar mejor tu tiempo y sacarle el máximo partido a tu jornada laboral.

Establece una rutina diaria y cúmplela a rajatabla. Para ello es importante establecer horarios de trabajo y distribuir tu tiempo a cada una de las tareas que tienes que realizar a diario. Por ejemplo, puedes empezar la jornada respondiendo mails y llamadas y luego destinar un espacio de tiempo a trabajar en el proyecto que tengas encima de la mesa, para posteriormente volver a dar un vistazo al buzón de entrada de tu Outlook. No establecer una rutina te puede llevar a interrumpir tu trabajo constantemente contestando mails y llamadas que seguramente pueden esperar unas horas.

Organiza las tareas repetitivas. En muchos negocios hay una serie de tareas que se repiten de forma semanal y a menudo pueden ser las que más pereza nos da hacer y, por ello, tendemos a posponerlas. Una opción puede ser asignarles días concretos y un horario determinado. Así nos evitaremos tener que buscar un hueco para hacerlas.

Olvídate de hacer varias cosas a la vez. Un informe elaborado por el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos asegura que ser multitasking es un mito. Nuestro cerebro necesita focalizarse en una tarea concreta para optimizar su rendimiento. Así que no te empeñes en ir contra la ciencia. Céntrate en una tarea, termínala y entonces ve a por otra. De esta forma conseguirás ser más eficiente en tu trabajo y ahorrarás tiempo de distracciones e interrupciones.

Haz un listado de tareas. Es uno de los tópicos a la hora de organizarnos el tiempo, pero no por ello deja de ser efectivo. Hacer una lista de tareas prioritarias e ir tachándolas a medida que las vamos haciendo nos va a permitir tener un control del tiempo y acabar nuestra jornada con la satisfacción de tener el trabajo al día.

Aprende a delegar. A menudo a los emprendedores les cuesta delegar determinadas tareas y les gusta supervisarlo todo, pero esto es un gran error. Si cuentas con un equipo de profesionales no lo desperdicies. Delegar responsabilidades y trabajos te permitirá centrarte en lo realmente importante.

Desconecta de la tecnología. Cuando te encuentres en pleno proceso creativo olvídate por unas horas del teléfono, del correo, del WhatsApp… Debes aprender a desconectar o silenciar los teléfonos para que puedas centrarte en lo importante y trabajar plenamente concentrado.

Haz descansos. Volvemos al primer punto, el de establecer rutinas. Es importante que entre tarea y tarea aproveches para hacer breaks, ya sea para comer algo o dar un breve paseo. Estos pequeños descansos te ayudarán resetear el cerebro, descansar y tener energía para aguantar todo el día. En este sentido, ten en cuenta que realizar ejercicio físico cada día, por ejemplo a primera hora de la mañana, te ayudará a afrontar la jornada con energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *