Cómo ser un gran líder en el trabajo

Publicación
01 de julio de 2020
Lectura: 5 minutos
Jefe de equipo

Cualquiera puede sentarse en una esquina de la oficina y delegar tareas, pero el liderazgo efectivo es más que eso. Los líderes efectivos tienen un gran impacto en los miembros del equipo que administran en la empresa en general. Los empleados que trabajan con grandes líderes tienden a ser más felices, más productivos y están mejor conectados con la organización, y esto tiene un efecto dominó que se refleja en el éxito final de la empresa. Por ello, es normal que te preguntes cómo ser un gran líder en el trabajo.

Un gran líder en el trabajo es aquel que hace que quienes lo rodean sean mejores. Existen muchas pruebas de fuego para un jefe, pero hay que observar a quienes le rodean: ¿están creciendo, se sienten motivados, confían en su responsable…?

Si miras a tu alrededor y ves que los miembros de tu equipo se han desconectado o estancado en su trabajo, puede ser hora de reevaluar y reformar tus estrategias. De hecho, los siguientes comportamientos son signos de que tu estrategia de liderazgo es deficiente:

  • Nadie del equipo ha criticado tus ideas en el último mes.
  • Pasas más tiempo planeando tu propia progresión profesional que la de los miembros de tu equipo.
  • No has mantenido conversaciones no relacionadas con el trabajo con algún subordinado en una semana.
  • Los miembros del equipo responderían de manera distinta al preguntarse sus tres prioridades principales para el comienzo del año.
  • Los miembros del equipo tienen miedo de fallar.

Un estudio reciente realizado por el Centro para el Liderazgo Creativo mostró que aproximadamente entre el 38% y más de la mitad de los nuevos líderes fracasan en los primeros 18 meses. Puedes evitar formar parte de esta increíble estadística incorporando buenas estrategias de liderazgo que motiven a los miembros de tu equipo a lograr sus objetivos.

<< Conoce las últimas ofertas del mercado para desarrollarte como profesional >>

Estrategías para ser un buen líder en el trabajo

1. Comunícate de manera honesta y abierta

Uno de los elementos más importantes del liderazgo efectivo es crear una línea abierta de comunicación con los miembros del equipo. La honestidad y transparencia deberían servir de ejemplo para tus subordinados y colegas.

Cuando eres responsable de un equipo de personas, es importante ser directo. La empresa y tus empleados son un reflejo de ti mismo, y si consideras que el comportamiento honesto y ético es un valor clave, su equipo te seguirá con el ejemplo.

Además, los grandes líderes pueden personalizar sus interacciones y estilos de comunicación para adaptarse a cada situación y miembro del equipo, según sus preferencias individuales. Esto significa que debes tomarte el tiempo necesario para averiguar qué modo de comunicación prefiere cada miembro del equipo. Por ejemplo, ¿prefieren los mensajes de texto, el correo electrónico, el teléfono o veros cara a cara? También son excelentes oyentes y se interesan realmente por los demás.

Mostrar habilidades de comunicación activa y transparencia puede generar confianza entre el equipo y mejorar la moral general. Es importante ser genuino por encima de todo.

Hay muchos estilos de liderazgo; no hay un liderazgo correcto ni incorrecto. Pero sí existe el líder de trabajo genuino y el faso. No hay seguidores para un liderazgo falso.

2. Conecta con los miembros del equipo

Liderar un grupo de personas requiere un sentido mutuo de confianza y comprensión entre el líder y los miembros del equipo de trabajo. Para lograrlo, el buen líder en el trabajo debe aprender a conectar. Ser un líder «más humano» requiere positividad, propósito, empatía, compasión, humildad y amor. Estos rasgos clave te pondrán en el buen camino para conectar de manera genuina con los miembros de tu equipo.

Construir una conexión real y personal con los compañeros de trabajo es vital para desarrollar la confianza compartida necesaria para construir una cultura sólida de responsabilidad y desempeño excepcional. Con esa cultura, el equipo puede lograr un negocio exitoso, un equipo feliz y un líder completo.

Para establecer una conexión con cada uno de los miembros de tu equipo, concéntrate en conocer su personalidad, intereses, fortalezas, debilidades, pasatiempos y preferencias. Esto puede darte una idea de sus objetivos y motivaciones.

Los líderes exitosos permiten que sus equipos desarrollen autonomía y agreguen valor de acuerdo con sus propias fortalezas personales. Ser capaz de reconocer las fortalezas de las personas dentro de tu equipo y permitirles ser responsables, no solo aumenta la confianza de los empleados en sí mismos y en su líder, sino que también incremento su desempeño.

3. Fomenta el crecimiento personal y profesional

Actuar como motivador del equipo es una parte importante de ser un líder efectivo. Debes invertir en su éxito y crecimiento. Para ello, los líderes deben reservar un presupuesto, aunque sea pequeño, para dedicarlo al crecimiento de sus empleados.

Además de invertir financieramente en el crecimiento de los empleados, debes invertir emocionalmente. Los grandes líderes empoderan a sus empleados para crecer al brindarles oportunidades desafiantes y guiarlos según sea necesario.

Para motivar e inspirar a los empleados, la estrategia de liderazgo consiste en empoderar a otros para que den lo mejor de sí mismos y asuman nuevos desafíos. A los trabajadores les gustan los desafíos y sienten una gran satisfacción al superarlos. Ya sea que se trate de un cliente difícil, una venta cruda, una situación delicada o cualquier otro caso, siempre es bueno dejar que asuman estos desafíos.

4. Enseña en lugar de dar órdenes

Un gran líder en el trabajo sabe cómo mostrar a los demás lo que se requiere, en lugar de simplemente ordenárselo. De hecho, debes entrenar a los miembros de tu equipo hacia un entorno de trabajo más colaborativo y comprometido, sin convencerlos.

Si estás controlando a las personas para que hagan las cosas de cierta manera, no obtendrás el nivel de compromiso que estás buscando. El coaching consiste en ayudar a las personas que lideras a reconocer las opciones que tienen frente a ellos. Así, serán capaces de adquirir una gran responsabilidad dentro del proyecto en cuestión.

En vez de limitarte a dar órdenes, alienta el crecimiento mediante la enseñanza. Como responsable, debes enseñar para poder formar nuevos líderes que ocupen tu lugar en el futuro.

5. Pide feedback como líder en el trabajo

Los miembros del equipo no son los únicos que pueden beneficiarse de tus sinceras apreciaciones. Una verdadera autoevaluación de tu liderazgo puede ser difícil, por lo que los mentores, compañeros profesionales e incluso tu propio personal son invaluables para evaluar tu efectividad. Hablar con amigos y compañeros puede darte la perspectiva necesaria sobre tu estilo y enfoque de liderazgo.

Estar abierto al couching también puede ayudarte a descubrir áreas en las que necesitas mejorar. Un profesional que te ayude a desarrollar un plan para alcanzar tus objetivos de liderazgo puede ser más motivador que solo los libros y seminarios.

6. Ten la mente abierta para recibir nuevas ideas

Como buen líder en el trabajo, debes tener la inteligencia emocional suficiente para comprender y aceptar que el cambio es inevitable. En lugar de tratar de mantener un status quo solo por razones de coherencia, adáptate al cambio y la innovación. Estate abierto a nuevas ideas y formas alternativas de pensar. Todos aportan una perspectiva única que debes aprovechar, no desalentar.

Cuando estás abierto a escuchar los pensamientos del talento que te rodea es cuando realmente abrazas todas las posibilidades y potenciales. Comprende que habrá errores por el camino, pero si algo no funciona, trata de averiguar por qué y cómo solventarlo.

Al resolver un problema, alienta a los miembros del equipo a proporcionar sus propias ideas. Cuando los empleados sienten que pueden aportar sus ideas abiertamente, prevalecen la auténtica innovación, el compromiso y el éxito.

Nunca olvides que convertirte en un gran líder en el trabajo lleva tiempo. Aunque algunas personas tienden naturalmente a tener buenas habilidades de liderazgo, es algo que cualquiera puede aprender y mejorar. Con trabajo arduo, dedicación y planificación estratégica, puedes llevar a tu equipo al éxito.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía