Cómo mejorar tu presencia online para la búsqueda de empleo

Publicación
07 de diciembre de 2023
Lectura: 4 minutos
Presencia online

Atrás quedaron los días en los que solicitar un nuevo trabajo implicaba escribir una carta de presentación, cargar tu currículum, presionar enviar en el sitio de solicitud de empleo y esperar lo mejor. El mercado laboral competitivo y acelerado de hoy requiere que los candidatos den lo mejor de sí mismos desde el principio y ello incluye cuidar tu presencia online.

Pero antes de ver cómo hacer precisamente eso, busca en Google. Todos los enlaces que aparecen, como tu perfil de LinkedIn, cuentas de redes sociales y sitio web (si tienes uno), son exactamente lo que también verá un reclutador o gerente de contratación. Es por eso por lo que debes asegurarte de que tu presencia online te muestre a ti y a tus habilidades de la mejor manera.

Compartimos cómo preparar tu presencia online para tu búsqueda de empleo y que puedas conseguir el próximo trabajo de tus sueños. Los resultados de tu búsqueda te lo agradecerán.

1. Realizar una auditoría integral de las redes sociales

Antes de sumergirte en la mejora de tu presencia online, haz una lista de las cuentas que ya existen. Luego, desactiva las que no estés usando. De manera similar, bloquea cualquier cuenta que no desees que vea un posible reclutador o gerente de contratación cambiando tu perfil a privado. Si bien esto no es infalible, plantea un obstáculo adicional para que las personas te encuentren.

A continuación, verifica los perfiles activos que planeas mantener abiertos para detectar cualquier inconsistencia (piense en el nombre para mostrar, tu identificador, foto de rostro y biografía). Si no coinciden, actualízalos para comunicar el mismo mensaje sobre quién eres y qué haces en todos los canales.

2. Crea un sitio web personal

Si bien es probable que un sitio web personal incluya gran parte de la misma información que tu currículum, puede ser de gran ayuda para conseguir el trabajo de tus sueños. Además, no está acotado por limitaciones de espacio y puedes ser más creativo a la hora de mostrar tu experiencia.

Cuando tienes tu propio sitio web, puedes decidir qué se muestra, dónde y qué se prioriza y resalta. Tienes control total sobre el diseño y la distribución.

En Internet tienes una variedad de plantillas de currículums y sitios web personales que son fáciles de personalizar. Ya sea que optes por un sitio simple de una página o un sitio web de currículum, puedes tenerlo listo en muy poco tiempo. 

3. Limpia tu perfil de LinkedIn

LinkedIn es la plataforma de redes sociales más importante cuando se trata de tu carrera. En lugar de pensar en ello como una versión digital de tu currículum, donde simplemente relatas puestos anteriores, es mejor abordarlo como un espacio dinámico donde puedes darle vida a tu historia profesional.

Comienza actualizando tu título, la propaganda que sigue inmediatamente a tu nombre, para reflejar mejor tus antecedentes y experiencia en lugar de utilizar un puesto de trabajo genérico. Por ejemplo, podría escribir “Gerente de estrategias de comunicación y marketing digital” en lugar de simplemente “director de comunicaciones”.

El objetivo es captar la atención de los gerentes de contratación. ¿Qué es lo que quieres que sepan? ¿Cuál es tu valor agregado? ¿Que puedes ofrecer? Tal vez incluyas tu declaración de misión o agregues algunas de las habilidades clave de tu conjunto general de habilidades.

El resumen de LinkedIn es donde puedes darle más forma a tu historia al resumir tu experiencia, conocimientos e intereses personales. Hay diferentes enfoques que puedes adoptar al escribir la sección, pero el objetivo general es siempre el mismo: captar la atención de los reclutadores y de aquellos en tu red.

Finalmente, al crear la sección Experiencia, piensa en algunos de tus logros profesionales de alto nivel y en lo que está más orgulloso. Este es el lugar para ampliar y desarrollar puntos que no pudiste cubrir en tu currículum.

4. Optimiza tu presencia online

Ahora que tus redes sociales están actualizadas y tu sitio web está activo, es hora de atraer personas a tu página. En LinkedIn, eso significa ajustar tu configuración para que los reclutadores sepan que estás buscando trabajo. (Incluso existe la opción de hacerlo discretamente sin avisar a tu empleador actual). También querrás comenzar a interactuar activamente con tu red para que tu nombre y perfil sean lo más importante cuando surjan oportunidades.

Para captar la atención de tu sitio web personal, deberás optimizarlo para la búsqueda. Sitios como Squarespace tiene una excelente lista de verificación de SEO que te guía a través de lo que debes hacer para llevar tu sitio al siguiente nivel.

Finalmente, haz correr la voz incluyendo enlaces a las redes sociales y a tu sitio web en la firma de tu correo electrónico. Envíalos a cualquier persona con la que establezca contactos en caso de que quiera compartirlos con alguien más que pueda conocer una oportunidad y acceda a tu presencia online.

5. Mantén tu información actualizada

Una vez que tu presencia online esté en óptimas condiciones para tu búsqueda de empleo, ten cuidado de no “configurarla y olvidarla”. Si completas un gran proyecto en el trabajo u obtienes una reseña entusiasta de un cliente, agrégala a tu perfil o sitio web. Y eso se aplica después de que consigas el puesto de tus sueños y ya no estés en el mercado laboral. Porque si estás preparado, no tendrás que estarlo cuando llegue el momento de dar el siguiente paso.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía