10 consejos para redactar un extracto perfecto

Redactar extracto. CV. Currículum. Buscar trabajo.
 

Ya sabes que los profesionales de Recursos Humanos se enfrentan cada día a cientos de currículos diferentes, por lo que –si quieres que tengan en cuenta tu candidatura– está claro que debes ser capaz de llamar su atención en las primeras líneas del mismo. La mejor herramienta para conseguir que se fijen en ti es, sin duda, el extracto: esa pequeña descripción que encabeza tu CV y que debe condensar lo mejor de ti mismo en menos de media página. ¿Quieres que el tuyo sea perfecto? ¡Sigue leyendo!

  1. Descubre el poder de la imagen

¿Has oído alguna vez ese refrán que dice que una imagen vale más que mil palabras? Pues, en este caso, tiene parte de razón: obviamente, el contenido de tu extracto es lo que va a determinar que un reclutador tenga en cuenta (o no) tu candidatura. Pero está claro que, para valorar que este sea de calidad y saber si te ajustas al perfil marcado, tiene que leerlo. Y para leerlo, tiene que llamar su atención. En ese sentido, la imagen puede ser tu gran aliada para conseguir que pose sus ojos en tu CV antes que en el de los demás. ¿Cómo? Creando un extracto visualmente atractivo, con gráficos, cajas de color, tipografías destacadas…

  1. ¿Y si creas tu propia infografía?

Siguiendo con la recomendación anterior, está demostrado que las infografías son una de las herramientas más potentes para transmitir datos. Por eso, desde Adecco queremos animarte a crear una mini infografía para destacar tus logros de manera visual y efectiva. Páginas como Easel.ly o Visualiza.me tienen opciones gratuitas muy interesantes para empezar.

  1. Busca inspiración

A lo mejor después de leer los dos puntos anteriores tienes ganas de hacer algo especial, pero no sabes bien cómo crear un extracto visualmente atractivo o cómo plasmar tus logros en una diapositiva. ¡No te preocupes! Aunque están en inglés, en este link encontrarás multitud de ejemplos que pueden servirte de base para crear el tuyo.

  1. Crea diferentes extractos

Una de las recomendaciones que siempre te damos a la hora de buscar trabajo es que, dentro de lo posible, intentes personalizar tus candidaturas, teniendo en cuenta la filosofía de la empresa a la que te diriges, la posición a la que estás optando, etc. En este caso, pensamos igual y, por eso, creemos que puede ser interesante tener, al menos, un par de extractos distintos: uno más serio y tradicional, por ejemplo, y otro más creativo y jovial. O uno más detallado para segundos contactos y otro más esquemático para los primeros. ¡Tú eliges!

  1. Incluye tu URL en LinkedIn

LinkedIn se ha convertido en la red social profesional por excelencia, hasta el punto de que muchos reclutadores buscan allí a sus candidatos. Están, por tanto, muy cómodos con su interfaz y sus opciones de contacto. Para ponerles las cosas más fáciles, te recomendamos incluir la URL a tu perfil en el mismo extracto, de manera que puedan saber más de ti con solo hacer clic.

  1. La experiencia es lo primero

Si nos adentramos en el contenido que debe aparecer en el extracto, lo más importante es destacar tu experiencia profesional y los logros que has obtenido gracias a ella. En este sentido, creemos que lo más interesante vuelve a ser personalizar cada candidatura teniendo en cuenta los requisitos de cada oferta. Una vez que tengas claro qué buscan, piensa qué has hecho que pueda interesarles. No te limites a contar los años que has estado en una posición concreta y adéntrate en lo que conseguiste en ese tiempo.

  1. Soft skills, lo segundo

Las habilidades sociales y las competencias son cada vez más importantes para las empresas. Tanto que, según el último estudio de Tendencias Globales de LinkedIn, el 35% de los reclutadores reconoció tenerlas en cuenta a la hora de elegir un candidato u otro. Por eso, debes incluir en tu extracto aquellos descriptores que mejor te definan y que, de una manera u otra, estén relacionados con el perfil profesional que están buscando.

  1. Fit cultural, lo tercero

A lo mejor no has oído hablar del fit cultural, pero lo cierto es que muchas empresas buscan ya únicamente a aquellos candidatos cuyos valores encajen con los de la compañía. De esta manera, se aseguran que se van a sentir parte del proyecto y van a tener alineados los objetivos vitales con los profesionales. Por eso, dedica unas líneas a describir tus valores, tus motivaciones, tus intereses sociales… Los reclutadores lo agradecerán.

  1. Elimina la palabras vacías

Cuando tengas claro qué información vas a incluir en tu extracto, llega el momento de darle forma. Intenta huir de esas palabras que están vacías de significado y que, sin embargo, ocupan sitio en el papel. Por ejemplo, cambia “participación en una gran variedad de proyectos profesionales” por algo más concreto, que permita al reclutador hacerse una idea de por qué debe elegirte a ti.

  1. No hables solo de ti

Sabemos que, cuando el espacio es limitado y quieres que tu candidatura sobresalga por encima del resto, lo más lógico es centrarte únicamente en destacar tus logros y tus destrezas. Pero lo cierto es que esta visión individualista puede pasarte factura, sobre todo hoy en día, cuando el trabajo en equipo es una de las competencias más valoradas por las empresas. Mejor deja claro que todo lo que tienes lo has conseguido por méritos propios, sí, pero también por el apoyo recibido de tu equipo, tus compañeros o, incluso, tus supervisores.

Ahora que tienes tu extracto perfecto, pásate por nuestra página web y apúntate a todas las ofertas profesionales de tu sector.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::