“Quien quiera integrarse en la cultura de Alemania, debe conocer el idioma”

Publicación
02 de junio de 2017
Lectura: 2 minutos
Nuria Bejarano. Dusseldorf. Alemania. Emigrar.

Hace apenas ocho meses que la ingeniera industrial Nuria Bejarano hizo las maletas para mudarse junto a su familia a Kaiserswerth, un barrio situado al norte de Dusseldorf. Allí vive junto a sus dos hijos, Nico (3 años) y Claudia (7 meses), a los que, de momento, dedica su día a día. Hablamos con ella para que nos cuente por qué eligieron Alemania, qué es lo más le gusta de su nuevo país y qué es lo que más echa de menos de España.

¿Cuándo y por qué decidiste emigrar a Alemania?

Nos vinimos hasta aquí porque mi marido llevaba tiempo pensando en conseguir un cambio dentro de su carrera profesional y nos dimos cuenta de que ésta era la única manera de dar un paso más. La verdad es que llevábamos unos meses dándole vueltas hasta que, al final, la idea cuajó.

¿Te costó adaptarte a tu nueva vida? ¿Qué fue lo más difícil?

Siempre nos han gustado mucho las experiencias internacionales, así que el cambio a mí, personalmente, no me costó demasiado, sobre todo porque tenía a mis dos niños conmigo. Lo más difícil era estar sola con los dos sin ningún tipo de ayuda, dejar atrás mi vida anterior como madre trabajadora, en la que el tiempo de trabajo era el tiempo de evasión de la casa y los niños; y un poco también es tu propio tiempo. Eso es lo que más echaba de menos, pero ya me he acostumbrado. Mi marido trabaja muchas horas, por lo que no cuento con su ayuda, pero he conocido a otras madres españolas con las que compartir muchos ratos.

¿Qué cosas haces allí?

De momento, mi día a día lo dedico a la casa y a los niños. Llevo a Nico al cole, compro, tomo algún café con alguna amiga, arreglo la casa… Y cuando recojo a Nico vamos al parque o a alguna tienda a jugar… Un día a la semana doy clases de alemán.

¿Qué es lo mejor de la experiencia de vivir en esta ciudad?

Lo que más me gusta de vivir aquí es que es un lugar muy familiar, con muchas cosas para los niños, parques, cafeterías y también muchas ayudas económicas para las familias. Además, estamos en plena naturaleza: dando cualquier paseo puedes ver caballos, granjas… Es todo muy verde y, la verdad, resulta muy agradable para mí.

¿Y lo más difícil hasta el momento?

Sin duda, ahora mismo el agotamiento de no poder tener un minuto para mí misma. También estar lejos de la familia, aunque en estos ocho meses ya me he escapado varias veces a España.

¿Qué planes tienes para el futuro?

En septiembre Claudia empezará en una guardería, por lo que yo dispondré de más tiempo y estudiaré alemán e inglés hasta diciembre para, así, mejorar ambos idiomas. Después, en enero de 2018, quiero empezar a trabajar media jornada, que aquí es más sencilla de conseguir que en España porque dan muchas facilidades.

¿Te ves de vuelta en España?

Llevo poco tiempo pero, de momento, estoy muy bien aquí. Es verdad que, en principio, hemos venido para tres años, pero lo iremos viendo a medida que vaya pasando el tiempo. Yo hoy, si tuviera que decidir, me quedaría.

¿Qué recomendarías a alguien que quiera probar suerte en Alemania?

Les animaría a que vinieran, claro, porque hay más oportunidades. Pero deben saber que, si quieren integrarse en la cultura de este país, deben saber alemán. Así que, antes de hacer las maletas, les diría que lo estudiaran a fondo.

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar

Últimos artículos publicados

Descarga gratis la guía definitiva para superar una entrevista de trabajo
Descargar guía