Emprendedores: ¿qué hay que saber sobre SEO?

Imagen. SEO: Reglas básicas para emprendedores. Adeccorientaempleo
 

Todavía son muchos los emprendedores que desaprovechan los beneficios del SEO (posicionamiento en motores de búsqueda), como si se tratara de alguna especie de algoritmo matemático imposible de descifrar. Pero la realidad es que utilizar SEO puede ser algo relativamente sencillo, mientras que ignorarlo nos cierra un gran número de oportunidades para captar clientes de manera gratuita en la web. Por ello, es tiempo de interiorizarse en nuestro posicionamiento online y lograr, con unos sencillos pasos, obtener más tráfico y beneficios de Google.

  • Lo primero que debes determinar es si tu sitio se corresponde con la tipología “Head” que vende productos o servicios populares y en grandes cantidades, generalmente respondiendo a búsquedas online muy sencillas como, por ejemplo, “viajes baratos”. O si por el contrario corresponde a la categoría “Long Tail” que distribuye productos muy variados, respondiendo a diferentes necesidades específicas de los internautas. Así por ejemplo, un dentista local familiar correspondería al primer tipo, mientras que un directorio nacional de dentista (que incluye distintas disciplinas: ortodoncistas, implantólogos, periodontólogos, etc.) pertenecería al segundo. A diferencia de la primera tipología, la última responde a búsquedas más concretas de los internautas y puede incluir una variedad más amplia de palabras. Una vez determinada la tipología, ya sabremos aproximadamente qué frases podrían utilizarse para encontrarnos en la web.
  • Nuestro objetivo SEO es que Google acceda rápidamente a nuestra web y decodifique la información contenida en todas nuestras páginas. Una forma sencilla de lograrlo es utilizando un “rastro” a través del sistema de navegación que se conoce con el nombre de “Breadcrumb” o “miga de pan”. Este sistema permite fácilmente conocer el contenido de las páginas enseñando el modo en que encajan en el resto de nuestra web. Por ejemplo, los lácteos en la web de un supermercado online podrían enseñarse de este modo: Supermercado > Comestibles > Lácteos. Una vez definido el rastro de navegación, puedes utilizarlo como un espejo para construir tu dirección de URL: http://Supermercado.com/comestibles/lacteos/ y que sea más fácilmente localizada.
  • Optimiza los títulos de tu página: cuando realizas una búsqueda en Google, los enlaces en color azul, junto a los resultados principales, corresponden generalmente al título de las páginas. Por tanto, procura que el nombre de las páginas de tu sitio sea lo más descriptivo y ajustado al contenido posible, para que Google reconozca rápidamente lo que hay en ellas. Un error muy frecuente es nombrar a todas las páginas del mismo modo. El buscador no sabrá reconocer la diferencia entre ellas. Google también lee el texto de las páginas (encabezados y subtítulos). Por ello, una buena estrategia es incluir también allí palabras claves que reflejen su contenido.
  • Otra clave del popular buscador es que intentará dirigir a los internautas a páginas originales, es decir, que el texto que incluyan no sea un link a otro post. Por ello, es importante crear contenido pro pio antes que sindicarlo, Google te recompensará por hacerlo.
  • Finalmente, otro de los aspectos sobre SEO que debes conoces es que el buscador enviará a los internautas hacia las páginas que considere más relevantes en el tema que están buscando. La forma en que Google calcula esta relevancia es contabilizando los links que desde otros sitios redirigen a nuestra página y leyendo las palabras que introducen a esos enlaces para comprobar de qué tema trata nuestra web. Así, una muy buena estrategia para conseguir un alto posicionamiento en el buscador es lograr que nuestro contenido sea tan interesante que otros sientan una verdadera “necesidad” de linkearnos.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::