Razones por las cuales debes ser tu propio jefe

Emprendimiento. Dirigir. Ventajas de ser jefe.
 

¿Tienes una idea de negocio y te estás planteando ponerla en marcha? ¿Te gustaría dejar de ser un empleado para pasar a ser tu propio jefe? Si te estás haciendo estas preguntas te contamos algunas de las ventajas de ser emprendedor para que te atrevas a dar el paso.

Libertad total. Ser tu propio jefe te permitirá organizarte tu trabajo, las visitas a clientes y establecer tú mismo los plazos de entrega de los trabajos. Todo ello te dejará establecer tus propios horarios y, en consecuencia, disfrutar de una mejor conciliación de tu vida profesional y personal puesto que eres tú quién marcará los tiempos de ocio y trabajo. Eso sí, hay que ser disciplinado en ello porque si no corres el riesgo de vivir para trabajar.

Tienes el control. Cuando te conviertes en emprendedor tienes la oportunidad de tomar todas las decisiones que afectan al negocio, así como de elegir el tipo de trabajos que quieres realizar. Ello hará que seas el máximo responsable de tu éxito, de las recompensas y reconocimientos, pero también de tus errores.

Eliges a tu equipo. Cuando trabajas en una compañía por cuenta ajena a menudo te incorporas a un equipo que ya está formado. En cambio, cuando tú eres el jefe tienes la capacidad de elegir al equipo de personas que te acompañarán en esta nueva aventura, de acuerdo con tus valores y forma de trabajo.

Aprendizaje continuo. Cuando inicias un nuevo proyecto profesional tienes que hacer un poco de todo y ello significa aprender nuevos conocimientos y habilidades que nunca habías explorado. Por tanto, ser emprendedor lleva de forma inherente un constante aprendizaje y formación continua. ¡Nunca te quedarás parado!

Eres responsable de tus ingresos. Aunque en un principio pueda percibirse como una desventaja, puesto que los inicios a menudo son duros, a la larga serás el responsable de lo que quieras ganar a final de mes. Serás el responsable de administrar todos los gastos de la empresa, y en función de ello serás responsable de tu propio sueldo. Lo bueno de ello es que tus ingresos no estarán limitados por tu empleador, sino que dependerán de ti mismo porque te fijarás tus propios retos y desafíos

¿A qué esperas para ser tu propio jefe?

Categoria: Emprendedores

:: EL BLOG EN LAS REDES ::