Percusión corporal para mejorar la creatividad de tu equipo

Percusión. Música. Teambuilding.
 

¿No sabes qué es la percusión corporal? Básicamente, estos dos términos hacen referencia a la capacidad de crear sonidos con el propio cuerpo, convirtiéndolo en un poderoso instrumento musical o en una caja de música. Pero desde Adecco pensamos que es mucho más: una disciplina que, aplicada a las dinámicas de grupo de una empresa, permite desarrollar la creatividad de cualquier equipo de trabajo, además de afianzar la relación y la coordinación de sus miembros, entre otras muchas cosas más. Interesante, ¿verdad?

No somos los únicos que apuestan por los beneficios de esta actividad: en España ya hay varias empresas de coaching que incluyen la percusión corporal en su catálogo de actividades de teambuilding. Son talleres en los que, tanto tú como tus compañeros, tendréis que utilizar distintas partes de vuestro cuerpo –manos, pies, muslos, boca, cabeza, etc.– para crear una melodía con ritmo. Te avisamos de que parece fácil, pero no lo es. Eso sí, la diversión está garantizada.

Además de pasar un rato divertido, gracias a la percusión corporal se pueden trabajar individual y grupalmente una gran cantidad de habilidades. Las más importantes son las siguientes:

  • Desarrollo personal: investigar tu propio cuerpo para saber qué sonidos puedes hacer con él te permitirá conocerte mejor y descubrir nuevas facetas de tu ‘yo’ que quizá hasta el momento desconocías.
  • Cohesión de grupo: además de tomar conciencia de ti mismo, este tipo de ejercicios fomentan la pertenencia al grupo, ya que las melodías más interesantes requieren la participación de varias personas. Tendrás, por tanto, que escuchar a los que rodean, relacionarte con ellos e, incluso, cooperar para crear hacer vuestras propias creaciones.
  • Confianza: al hilo de lo anterior, la percusión corporal te enseñará a confiar en los demás, descubrir sus talentos y hacerlos complementarios a los tuyos. De esa manera, lograréis trabajar en equipo y aprender a delegar.
  • Creatividad: al principio tanto tú como tus compañeros necesitaréis un guía, pero los talleres de percusión corporal invitan a sus participantes a utilizar su imaginación para crear sus propias piezas musicales.
  • Comunicación: tanto la música como el movimiento del propio cuerpo genera un lenguaje no verbal que te ayudará a conectar con todos tus compañeros sin necesidad de tener una conversación con ellos.

Ahora que sabes los beneficios de la percusión corporal, confiesa: ¿eras consciente de todo lo que puedes conseguir con tu propio cuerpo?

Categoria: Afterwork

:: EL BLOG EN LAS REDES ::