Pedro Almodóvar: visión, provocación y determinación

 

Nacido en Ciudad Real en el año 1949, Pedro Almodóvar es el director de cine, guionista y productor español contemporáneo que mayor aclamación y resonancia ha cultivado internacionalmente.

Sus películas muestran una peculiar perspectiva de las costumbres y tradiciones españolas, representando personajes marginales y ofreciendo historias provocadoras, características que le han valido tantos seguidores como detractores de sus filmes.

Almodóvar se ha mostrado en muchas ocasiones como defensor de los derechos humanos e igualitarios alrededor del mundo y tanto su actitud como sus desafiantes películas siguen despertando gran interés por parte del público.

“No soporto al artista cuya principal motivación sea la provocación. Creo que los grandes provocadores lo son sin proponérselo”, declaró el director manchego, en quien esa actitud es toda una marca personal y que le ha valido también dos premios Oscar y varios Goya.

Entre sus frases más difundidas se encuentran dos declaraciones que demuestran que no todo ha sido un camino de rosas para él: “Ser director de cine en España es como ser torero en Japón”, reconoció en una oportunidad, y en otra ocasión señaló también: “Nací en una mala época para España, pero realmente buena para el cine”. Dos afirmaciones que sugieren que, aún cuando la realidad pueda ponerse en contra, quien sabe lo que quiere y se esfuerza por conseguirlo también puede encontrar el modo de alcanzar sus objetivos.

El filme “Todo sobre mi madre” (1999) supuso la consagración de Pedro Almodóvar como autor, logrando el Oscar y el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa, como así también los galardones a mejor director en el Festival de Cannes, mejor director en los premios del Cine Europeo, y siete Goya, entre ellos el de mejor película y mejor director.

“Por suerte, la naturaleza me ha dotado de una curiosidad irracional hasta para las cosas más nimias. Eso me salva. La curiosidad es lo único que me mantiene a flote. Todo lo demás me hunde. ¡Ah! Y la vocación. No sé si sería capaz de vivir sin ella”, sentenció en otra oportunidad Pedro Almodovar, con la certeza de que esos son los grandes motores que mueven el mundo y el espíritu humano.

Categoria: Celebrities

:: EL BLOG EN LAS REDES ::