Las mejores respuestas (I): ¿cuál es tu mayor fortaleza?

5 feb
fortaleza

5 febrero 2013

Definitivamente, una de las preguntas que más interesa a los entrevistadores y en las que pondrán todo su interés es la referida a tus fortalezas. En primer lugar, a nuestro potencial empleador le interesará, sobre todo, que esa fortaleza sea funcional al puesto de trabajo ofertado. Por ello, antes de responder a esta pregunta, deberemos estar correctamente preparados:

Analiza la situación. Debes preguntarte: ¿Cuál es el candidato ideal para este puesto de trabajo? ¿Cuál debe ser su mayor fortaleza? No debes perder nunca de vista el puesto para el cual estás siendo entrevistado y hacer énfasis en aquella cualidad que es más necesaria o mejor valorada para él.  Algunos puestos de trabajo describen pormenorizadamente las cualidades ideales del candidato, mientras que otros las indican de manera más vaga o general. En este segundo caso, deberás recoger información sobre el empleo y la compañía para saber exactamente qué aspectos destacar.

Haz una lista. Siempre es útil poner por escrito nuestras ideas. Nos ayudará a expresarnos mejor durante la entrevista. Realizar un listado de las fortalezas que se adecuen al puesto de trabajo es una forma de comenzar. Pueden ser habilidades, conocimientos, experiencias laborales anteriores e incluso cualidades personales. Pero, para convencer a nuestro entrevistador, no bastará con sólo nombrar nuestras fortalezas: deberemos apoyar nuestras afirmaciones con ejemplos de situaciones en las cuales hemos demostrado poseer estas cualidades, ya sea en el instituto, la universidad, otros empleos u otras actividades.

Cuenta tu historia. La mejor forma de transmitir nuestro conocimiento o habilidad es a través de una historia o anécdota. Intenta estructurarla de manera sencilla: una situación en la que se te planteó un obstáculo u objetivo a alcanzar, la acción que realizaste y el resultado satisfactorio obtenido. Ten siempre presente que la acción realizada debe poder demostrar de manera clara que posees la fortaleza que te interesa destacar.

 Saber responder. Las preguntas sobre tus fortalezas pueden tener diferentes formas. Es importante que sepas reconocerlas para dar una respuesta adecuada. Algunas de las siguientes podrían servirte de ejemplo:

  • ¿Por qué deberíamos contratarte?
  • ¿Qué es lo que te hace “ideal” para este empleo?
  • ¿Qué habilidad tienes para este puesto?

categoría: Búsqueda de empleo, Consejos prácticos, Entrevistas de trabajo