IT: 5 consejos para redactar un CV

CV de IT. Programación. Currículum. Buscar trabajo.
 

Si tienes un perfil tecnológico y quieres encontrar trabajo en los próximos meses, seguro que estás poniendo a punto tu CV y haciéndote muchas preguntas: ¿a qué dan más importancia los reclutadores IT? ¿A las habilidades técnicas o a la experiencia? ¿Marcan la diferencia las calificaciones o pesa más el renombre de los centros de estudios? Para disipar todas tus dudas, echa un vistazo a este post recopilatorio y, después, sigue leyendo: en Adecco sabemos que tu sector tiene ciertas peculiaridades que lo diferencian del resto y, por eso, hemos preparado este post con más recomendaciones específicas para que puedas empezar a redactar el currículum IT perfecto. ¿Empezamos?

  1. Personaliza tu IT CV al máximo

Ya sabes que en el sector de las nuevas tecnologías las cosas se mueven más deprisa que en cualquier otro sitio. Por eso, las necesidades de las empresas suelen ser más específicas y los perfiles profesionales que buscan también. Si quieres que los reclutadores se fijen en ti, tienes que resaltar exactamente lo que están buscando y olvidarte de esos currículums únicos que se envían por doquier.

En definitiva, se trata de tener una especie de plantilla curricular e ir personalizándola en función de los requisitos que se pidan en cada oferta a la que te presentes. Si, por ejemplo, una empresa necesita un desarrollador web con 3 años de experiencia en Visual Basic y tú los tienes, destácala en el extracto y profundiza sobre los proyectos que has desarrollado con este lenguaje de programación.

  1. Sé conciso

Si hace varios años que te iniciaste en esto de la programación, es probable que atesores un montón de conocimientos técnicos que, si bien te abrieron muchas puertas en el pasado, hoy en día están prácticamente obsoletos. A lo mejor te especializaste en Ruby y su conocido framework Ruby on Rails, que en su momento cogió mucha tracción, pero ahora ha sido superado por PHP, Nodejs o Golang. No se trata de obviarlos porque, desde luego, conocer varios lenguajes de programación aporta valor a tu CV, pero tampoco debes extenderte demasiado en ellos. Recuerda que los reclutadores se enfrentan a cientos de currículums diarios, por lo que el tuyo debe ser conciso y, como veremos más adelante, estar bien estructurado.

  1. Demuestra que no eres un robot

Te acabamos de pedir que seas conciso pero, cuidado, eso no significa que tengas que escribir en indio, enumerando tus habilidades técnicas y resaltando en negrita las tecnologías que manejas. Los reclutadores, aunque estén especializados en IT, necesitan hacerse una idea de la persona que hay detrás de un CV para saber si, además de cumplir con los requisitos técnicos, puede encajar con la cultura y los valores de la empresa. Por eso, puede ser útil que desarrolles con oraciones completas algunas de las funciones que desarrollaste en tus últimos empleos, así como los cursos o seminarios a los que has asistido. ¡Seguro que dicen mucho de ti!

  1. Estructura la información

Sabemos que tienes que poner muchas cosas en tu CV, pero te aseguramos que si la información no está ordenada correctamente pasará desapercibida para la mayoría de profesionales de RRHH. ¿Por qué? Como ya te hemos contado antes, se enfrentan a miles de currículum cada día y no van a perder tiempo intentando organizar un CV desestructurado. Normal, ¿no?

Para hacerles la vida más fácil puedes comenzar tu documento con un extracto, en el que sintetices bien tus logros profesionales y los relaciones con tus habilidades técnicas. Lo ideal es que, como te avanzábamos en el punto 1, tanto tus logros como tus habilidades destacadas estén directamente relacionadas con los requisitos de la oferta. De ser así, en menos de un minuto habrás conseguido lo más difícil: atraer su atención.

Después, todo será más fácil. Puedes continuar con tu experiencia profesional (de más reciente a menos reciente), destacando por un lado las funciones desempeñadas en la posición y, por otro, las tecnologías utilizadas para desarrollarlas. La formación también es muy importante, pero en este punto no te ciñas solo al grado o al master que terminaste hace unos años. En este sector hay que estar formándose continuamente y, por eso, cualquier reclutador valorará que, actualmente, estés al tanto de las tecnologías más innovadoras. Golang, Kubernetes o Deep learning son solo algunas de las más punteras del momento.

  1. Habilidades técnicas y competencias

Si vuelves a leer este artículo te darás cuenta de que hemos mencionado las habilidades técnicas en todos los puntos anteriores. No es para menos: las habilidades técnicas son el alma de cualquier CV de IT por lo que debes destacarlas por encima de todo lo demás, explicando cómo te han ayudado a desarrollar tus proyectos y a conseguir tus logros. Desde luego, son clave para conseguir el puesto, aunque quizá por sí solas no basten. Al igual que en el resto de sectores, en el tecnológico cada vez hay más empresas que buscan ciertas competencias en sus empleados. Pensamiento analítico, trabajo en equipo, solución de problemas complejos o capacidad de aprendizaje son algunas de las más demandadas.

Puedes descubrir qué habilidades y qué competencias son las más demandadas por las empresas hoy en día echando un vistazo a nuestra selección de ofertas para tu perfil IT.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::