“Irte fuera te hace crecer tanto profesionalmente como a nivel humano”

No es la primera vez que Riccardo se traslada a España para trabajar. En 2007 se fue a Barcelona para hacer unas prácticas y, de paso, estar más cerca de su pareja. Aunque le encantó este país, después de ese período volvió a Italia. Ella encontró empleo en Roma y se fue para allí, pero en 2013 decidió regresar a Barcelona. Un año más tarde, cansado de la distancia y con muchas ganas de desarrollar su carrera internacionalmente, Riccardo vio una oportunidad laboral en Lleida y no se lo pensó. Hoy nos cuenta cómo es su vida en España y nos confiesa que, como buen italiano, echa mucho de menos la comida. Y es que todavía no ha conseguido encontrar una pizza “de verdad”.

¿Por qué decidiste dejar tu ciudad?

Quería buscar una nueva experiencia laboral en el extranjero. Ya había estado en España en 2007 gracias a un programa europeo que me permitió realizar unas prácticas de 6 meses en Barcelona. La experiencia me gustó mucho y el país también, así que España siempre fue uno de mis objetivos al buscar una experiencia internacional. Además, mi pareja es de aquí.

¿Cuándo llegaste a Lleida? ¿Por qué elegiste este destino?

Llegué a Lleida en agosto de 2014. Cuando todavía estaba en Italia vi una oferta de empleo a través de la web de mi empresa para trabajar en esta ciudad y me apunté. En junio contactaron conmigo para tener una primera entrevista telefónica, después una por videoconferencia, a través de Skype, y por último otra charla por teléfono. En total, el proceso de selección duró unos dos meses.

Una vez me comunicaron que había sido seleccionado, hice las maletas y me vine para acá. Así que elegí este destino, fundamentalmente, porque el trabajo a desarrollar estaba basado en Lleida. Además, mi pareja es de Barcelona y ambas ciudades están bastante cerca.

¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir fuera de tu país?

Lo mejor es la oportunidad de tener una experiencia internacional, que me permite desarrollar mi carrera. Además, me encanta poder vivir en condiciones diferentes a las de mi país, ya que esto me permite aprender cosas nuevas. También es importante tener en cuenta la oportunidad que me ofrece de mejorar mi español y mi catalán.

¿Qué es lo que más echas de menos?

Lo peor, o lo que más echo de menos, es no tener a mi familia aquí, ni a mis amigos de toda la vida. Como buen italiano… también echo mucho de menos la comida, en especial una buena pizza.

¿Cómo es tu vida en España? ¿En qué se diferencia y en qué se parece a la que llevabas en Italia?

Tengo que decir que mi experiencia en España hasta ahora ha sido muy positiva. Como comentaba, me ha dado la oportunidad de crecer profesionalmente y de conocer una cultura diferente. Aunque como ambos países tienen muchas cosas en común, no me ha costado adaptarme. Además, al ser mi pareja española ha sido todo muy fácil.

En cuanto a las cosas en las que se diferencia mi vida aquí y allí… siguen sorprendiéndome los horarios y el ritmo de vida. Aquí en España la vida empieza más tarde y se alarga también mucho más por la noche.

¿Te gustaría vivir en otra ciudad distinta? ¿En cuál?

Estoy bien donde estoy, pero hay muchas ciudades de España que me llaman la atención, como Barcelona, Madrid o Sevilla.

¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera vivir una experiencia en el exterior?

Considero que es una experiencia muy favorable y algo que hay que hacer. Así que les aconsejaría que se lancen, ya que irte fuera te hace crecer tanto profesionalmente como a nivel humano.

Lo que sí les advertiría es que deben tener paciencia, sobre todo al principio, y que si la experiencia en el extranjero es por motivos de trabajo, deben tener muy claro que no se trata de un segundo erasmus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *