¿Quieres estudiar en una universidad británica? No pongas esto en tu carta de presentación

Carta de presentación. Universidad británica. Estudiar en inglaterra.
 

Con la globalización, cada vez más jóvenes se plantean estudiar un grado o un máster en una universidad de fuera de España. No es de extrañar: vivir fuera durante unos años puede ser una experiencia única, que te permite crecer como persona y enriquecer tu currículum de cara a la posterior búsqueda de empleo. Pero, ¿dónde es mejor hacerlo? Las universidades británicas tienen un gran prestigio en todo el mundo y, además, imparten las asignaturas en inglés. Por eso, suelen estar entre las primeras opciones de los estudiantes españoles, sobre todo de aquellos que quieren estar relativamente cerca de casa.

Si, como ellos, quieres estudiar en una universidad de Reino Unido, debes saber que la carta de presentación es la llave para entrar –o no– en ellas. Hace unos meses, en este artículo te dábamos algunos consejos para redactarla correctamente en inglés, pero hoy queremos ir todavía un paso más allá y darte las claves para no cometer errores. ¿Preparado para descubrir lo que no puedes poner en ella?

  • No traduzcas tu carta de presentación española

Si vas a estudiar en inglés, tienes que pensar en inglés. O sea, que no pretendas traducir literalmente la carta de presentación que ya tienes escrita en español porque no va a funcionar. Tienes que cambiar el chip y empezar a redactar como ellos: con frases más simples y directas, respetando sus normas y sus formatos.

  • No utilices clichés al hablar de tus estudios

Recuerda que cada universidad británica recibe miles y miles de solicitudes de alumnos que quieren estudiar allí. Para diferenciarte del resto, debes evitar las frases manidas que no aportan nada y ser creativo en tu redacción. Pero olvídate de usar colorines, ni pegatinas… lo que estos centros buscan son personas que den razones de peso por las que quieren estudiar esa carrera en esa universidad. ¡Navega dentro de ti y sé sincero!

  • No pases por encima de los datos

Destacar algunos datos en tu carta de presentación es una gran idea, pero debes tener cuidado: lo que realmente les importa a los receptores de tu carta no son los años que llevas estudiando algo, sino lo que has aprendido u obtenido a través de ese estudio.

  • No te pases de espacio, pero tampoco te quedes corto

Está comúnmente aceptado que la carta de presentación debe tener unos 4.000 caracteres, por lo que cíñete a ese espacio cuando la redactes. Si es más corta, desde la universidad pueden pensar que no tienes suficientes razones para querer estudiar allí, mientras que si te alargas demasiado… es probable que dejen de leerte a la mitad.

  • No pruebes suerte con demasiados estudios

Por último, te recomendamos que no envíes solicitudes para varios estudios en la misma universidad. Puede dar la sensación de que te da lo mismo estudiar una cosa que otra, siempre que sea lejos de tu casa. Mejor, por tanto, centrar todos tus esfuerzos en un par de opciones y luchar por ellas hasta el final.

¿Qué te han parecido los consejos? Si crees que es difícil entrar en una universidad británica, recuerda que hay otros países europeos con centros reputados que, además, ofrecen formación universitaria gratuita, o casi gratuita.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::