“Con esfuerzo y tesón, las cosas al final salen”

Cristina Alcaide. Suiza. Emigrar. Tienda online.
 

Cristina Alcaide lleva ya cinco años en Suiza. Llegaron en busca de una oportunidad y, aunque echa muchas cosas de menos de España, volver a nuestro país no entra en sus planes. Con tres hijos y después de montar un blog que en su momento le sirvió para desahogarse, esta murciana se ha lanzado a emprender creando su propia tienda online, ‘La Krikra Shop’. En esta entrevista nos cuenta, entre otras cosas, cómo ha conseguido hacer de su hobby un trabajo.

¿Cuándo y por qué decidiste emigrar a Suiza?

Llegamos a Suiza un 20 de abril del 2012 (que no del 90, jeje). ¿Por qué? Porque en España no teníamos trabajo ni mi marido ni yo, y aquí mi marido tenía la oportunidad de encontrar un buen trabajo que nos permitiera vivir bien, puesto que nació y se crio en Suiza, así que había que intentarlo, y eso hicimos.

¿Te costó adaptarte a tu nueva vida? ¿Qué fue lo más difícil al principio?

La verdad es que no me costó nada. Por suerte me gusta mucho la vida aquí, no sin echar de menos muchas cosas de España, claro está, pero prefiero quedarme con lo bueno y aprovechar esta experiencia para aprender y disfrutar.

¿Por qué decidiste abrir un blog? ¿Qué te ha aportado?

Cuando llegué aquí no conocía a nadie. Tenía un hijo de un año y otro de dos, y mis amigos en España. Necesitaba a alguien para desahogarme y justo descubrí el mundo de la globosfera maternal y cree La Maternidad de Krika en Suiza. ¡Me vino al pelo!

El blog me ha aportado muchísimo. Sonará a tópico, pero lo mejor que me ha dado ha sido a personas fantásticas que, a pesar de no conocer más que a través de una pantalla, siento como si conociera de toda la vida. Por otra parte, recibir mensajes de gente diciéndome que algún post mío le ha ayudado o le ha venido de perlas para algo, hace que todo el esfuerzo y el tiempo que lleva mantener un blog merezca la pena. Esto es como una droga, una vez que empiezas, no hay vuelta atrás.

¿Has trabajado en Suiza? ¿Qué has hecho?

Trabajé unos meses como limpiadora en la comisaría. Eran solo dos horitas al día y lo cogí porque me venía muy bien para desconectar un poquito de la casa y los niños. Lo dejé porque echando cuentas, entre impuestos y demás, casi no convenía económicamente.

Y de repente… ¡montas una tienda online! ¿Por qué?

Ser madre me encanta, pero es una faceta tan maravillosa y desquiciante a la vez que absorbe mucho, muchísimo. Yo llevaba sin tener un trabajo remunerado desde que me quedé embarazada de mi hijo mayor y me echaron, allá por junio del 2010, y tenía muchas ganas de retomar mi faceta laboral. Soy psicóloga, pero nunca he ejercido y además aquí tengo el inconveniente del idioma, así que eso lo desestimé desde el primer momento. Un día me dio por aprender a coser y de repente se me encendió una bombillita en la cabeza. Hoy esa bombillita se llama “La Krika shop”. Y he descubierto que la costura me apasiona.

¿Cómo ha sido la experiencia de emprender fuera de España?

Difícil. Muy difícil. Aunque más que emprender a secas, diría que lo verdaderamente difícil es emprender teniendo tres hijos. A las dificultades propias de cualquier emprendimiento, al estar fuera de España, se le suma el tener la familia lejos, y los precios de las guarderías y los horarios escolares de por aquí tampoco ayudan mucho. Así que le puedo dedicar menos tiempo del que quisiera y voy a paso de tortuga, pero muy contenta y mirando siempre el futuro de “La Krika shop” con mucha ilusión.

¿Qué planes tienes para el futuro?

Pues como te decía, con mucha ilusión. A nivel personal, quiero seguir viendo crecer a mis hijos y conseguir educarlos de manera que se conviertan en adultos sanos y felices, que no es moco de pavo. Y a nivel laboral seguir así, viendo como “La Krika shop” cada día es más conocida y más gente confía en mí. Me considero bastante afortunada, no todo el mundo tiene la suerte de poder convertir su hobby en su trabajo, así que no puedo pedir mucho más.

¿Te ves de vuelta en España?

En principio no. No se puede decir nunca de esta agua no beberé, pero desde luego no está en nuestros planes. Nos vinimos ya con el pensamiento de establecernos aquí definitivamente, no era algo temporal. A España las veces que haga falta, pero de vacaciones, que, al fin y al cabo, es como más se disfruta.

¿Qué recomendarías a alguien que quiera probar suerte en Suiza?

Que no se piense que esto es el paraíso: sin idioma y sin formación es muy difícil. Hay mucha gente que se piensa que esto es llegar y besar el santo y luego se llevan el batacazo. Que intente aprender el idioma de la zona a la que tenga pensado ir (en Suiza hay cuatro idiomas oficiales) antes de venir. Y que sea fuerte y tenga paciencia. Con esfuerzo y tesón, las cosas al final salen.

Categoria: Mi maleta y yo

:: EL BLOG EN LAS REDES ::