Espacios de coworking para emprendedores: ventajas e inconvenientes

Los espacios de coworking pueden ser el lugar perfecto para ti, si estás pensando en dar el salto y emprender tu propio negocio, o si ya lo has hecho y necesitas de ciertas comodidades para desarrollar tus tareas. Sin duda, cuyo alquiler puede arruinar tu presupuesto empresarial en cuestión de meses. Pero, además, tienen otras muchas ventajas. ¿Quieres descubrirlas?

  • Compañía

Emprender es apasionante, pero también puede resultar muy duro. Por eso, estar rodeado de gente que haya pasado por lo mismo que tú y que sepa darte una visión distinta de los problemas… ¡no tiene precio!

  • Inspiración

Además de sentirte arropado por gente con intereses comunes, ten en cuenta que tus compañeros son también emprendedores, con un montón de ideas y grandes proyectos por desarrollar. Un estudio publicado por Regus demuestra que 7 de cada 10 emprendedores españoles ven los espacios de coworking como el sitio ideal para encontrarse con otros emprendedores, compartir ideas y hacer networking. ¡Aprovecha todo su potencial y aprende de ellos!

  • Formación complementaria

Una de las principales características de los espacios de coworking es que están en continuo movimiento. Por eso, la mayoría cuenta con un programa formativo interesante, con cursos y talleres creados por y para emprendedores como tú.

  • Servicios complementarios

Ya sabes que, en principio, si contratas un puesto de trabajo estás contratando una mesa de trabajo (fija o flexible), pero estos espacios suelen estar equipados con otros servicios que te serán muy útiles para tu día a día: salas de reuniones, fibra óptica, conexión telefónica, fax…

Aunque las ventajas son mayores, también hay que tener en cuenta que trabajar en un espacio de coworking puede tener sus inconvenientes. A continuación, te enumeramos los más importantes:

  • Privacidad limitada

Compartir tu espacio de trabajo, evidentemente, limita tu privacidad porque las oficinas no solo son tuyas. Hay que aprender a trabajar con otros compañeros, que pueden escuchar tus conversaciones telefónicas y estar presentes cuando recibas visitas.

  • Pérdida del control

Los espacios de coworking suelen funcionar muy bien, pero tú no puedes controlar todo lo que pasa en ellos. Por eso, conviene que si planeas una reunión o citas allí a algún cliente te anticipes a los posibles problemas: revises horarios de apertura y de cierre, estado de ocupación de las salas de reuniones, si hay algún evento previsto para ese día, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *