¿Cómo conseguir empleo sin experiencia?

 

Ya sea que estés comenzando tu carrera o que quieras dar un salto a una mejor posición o a un puesto totalmente diferente, la pregunta sobre cómo obtener el puesto sin contar con la experiencia necesaria se presentará como uno de tus principales obstáculos.

Sin embargo, ello no debería ser impedimento alguno para que puedas acceder a un empleo para el que estás plenamente capacitado. Por eso, no te desanimes y apúntate a esa oferta que te interesa. Hoy te recomendaremos algunos tips para que la falta de experiencia no te impida acceder al trabajo de tus sueños:

  1. Enfatiza tus habilidades para el puesto: Lo que realmente buscan los empleadores cuando solicitan experiencia en los candidatos es poder cerciorarse de que ellos poseen las habilidades necesarias para el puesto. Sin embargo, no sólo la experiencia laboral prueba que estás capacitado para desempeñar las tareas requeridas, también puedes demostrarlo recurriendo a otras fortalezas que hayas desarrollado en diferentes ámbitos o puestos: la capacidad de liderazgo, la polivalencia o el multi-tasking (capacidad para desarrollar varias funciones o varias tareas a la vez), así como muchas otras cualidades relevantes para los empleos pueden adquirirse también en actividades extracurriculares o voluntariados. Analiza bien la oferta y descubre cuáles de tus fortalezas serán beneficiosas para acceder a este puesto. Recuerda que las competencias transferibles (o transversales) son una vía de acceso rápido a puestos para los que tal vez no tengamos experiencia suficiente, pero sí todo el conocimiento y las habilidades necesarias.
  1. Destaca tu valor añadido: Si aún debes fortalecer algunas de las habilidades más relevantes para el puesto, será importante que subrayes otro tipo de competencias que te permitan diferenciarte, brindando algún otro valor añadido a la empresa. Existen competencias actitudinales y comunicativas que son de gran estima para las compañías, porque nos ayudan a trabajar de un modo más eficaz y saludable. Si éste es uno de los primeros puestos a los que intentas acceder, enfatiza tu pasión, tu capacidad de trabajo, tus deseos de crecimiento y toda esa energía que volcarás en tu próximo empleo. Ese “entusiasmo” es un gran plus añadido que muchos empresarios echan en falta en los candidatos.
  1. Continúa capacitándote: El complemento más importante de la experiencia es la capacitación. Si has realizado las especializaciones específicas para el puesto o si te has formado de alguna manera particular para ese empleo, tienes en tu poder una herramienta valiosísima para defender tu capacidad para desempeñar esa función. Recuerda que todos los ámbitos de formación son también espacios en los que puedes obtener referencias sobre tu rendimiento y ello podría también ser de interés para los reclutadores. Y si acaso aún no posees toda la formación necesaria, ¡es hora de trabajar para ello!

En definitiva, el requerimiento de experiencia para un puesto dado no es más que la necesidad de los empleadores de corroborar que tienes la capacidad para realizar las tareas y asumir las responsabilidades propias del puesto. Sé creativo y planifica la mejor forma de convencer a los reclutadores de que tienes todo lo necesario para el empleo y también ese “algo más”, que te convierte en el candidato ideal.

:: EL BLOG EN LAS REDES ::