¿Cómo conservar la amistad con antiguos colegas de trabajo?

Imagen. Cómo conservar una amistad del trabajo. Adeccorientaempleo
 

La amistad suele ser un excelente beneficio extra en muchos empleos. Aún cuando algunos de los puestos de trabajo que tenemos a lo largo de nuestra vida profesional son pasajeros, muchos de ellos pueden dejarnos amistades muy valiosas que deseamos que duren para siempre. Pero, ¿cómo conseguirlo?

Como en cualquier otro ámbito de la vida, para conservar una amistad será siempre necesario darle tiempo y espacio: nutrir ese lazo tan especial. Si has logrado hacer muy buenos amigos en tu trabajo, tu alejamiento del puesto de empleo no debería ser un motivo para perder contacto con ellos.

Así que, si estás por dejar tu actual trabajo, no te aflijas, aún estás a tiempo de ‘’llevarte esas amistades contigo”. Aquí te proponemos un plan para conservar tus amistades a pesar de la distancia:

  1. Organizar una salida mensual: Coordinar un encuentro semanal es muy difícil y probablemente, perdáis la iniciativa en poco tiempo. Una vez al mes, en cambio, es la periodicidad perfecta para una salida divertida con tus ex compañeros de oficina. Intenta crear el compromiso para reuniros siempre la misma fecha (por ejemplo, el primer viernes de mes), de esa manera se creará un hábito difícil de romper que o permitirá manteneros al día y fortalecerás vuestra amistad.
  1. Aprovecha los medios sociales: Hoy en día no existe excusa para no estar en contacto: redes sociales y profesionales, blogs, teléfono, mail… elige el medio que más te guste, pero recuerda retomar el contacto con los colegas de tu trabajo anterior al menos dos o tres veces al mes para saber de ellos, compartir anécdotas, temas profesionales u organizar planes juntos. 
  1. Hazlos partícipes: Compartir tus logros y hacer partícipes de tus cosas a las personas que aprecias es una excelente manera de fortalecer tus vínculos con ellas. Si tienes un nuevo empleo y nuevos contactos aparecen en tu vida, no olvides a tus antiguos compañeros y amigos, quizás ellos necesiten ahora tu recomendación o ayuda para tener nuevas oportunidades profesionales. Las relaciones de amistad se nutren y conservan con generosidad. Contar con el apoyo de tus antiguos compañeros implica también saber brindar el tuyo cuando ellos lo necesiten. Siempre que puedas, no dejes pasar la ocasión de brindarte generosamente como ellos lo harían contigo. 

Los empleos pueden ir y venir, pero ¡las buenas amistades deben permanecer! Si cambias de trabajo, no olvides a las personas que te han ayudado y brindado su amistad durante este tiempo. Esfuérzate por nutrir y conservar esos vínculos que tan feliz te hacen.

Categoria: Afterwork

:: EL BLOG EN LAS REDES ::