La fuente de toda motivación

Imagen. Descubre la clave para encontrar la motivación. Adeccorientaempleo
 

La motivación tiene sus secretos, o acaso ¿no te llama la atención descubrir que hay personas que a pesar de tener pésimos empleos se ven felices y se esfuerzan por hacer lo mejor en su trabajo y, en cambio, hay otros que tienen muy buenas oportunidades laborales pero no logran conservarlas? ¿Eres de las personas que necesita encontrar una motivación para ir a trabajar y no sabes dónde buscarla?

Hoy, compartimos la clave para encontrarla. La fuente de toda motivación está dentro tuyo y se llama: GRATITUD. Así, en mayúsculas porque es una palabra enorme. Una palabra que marca la diferencia entre quienes logran enfrentar los más difíciles desafíos con éxito y quienes no encuentran motivos para levantarse por la mañana.

La gratitud de la que hablamos es principalmente una actitud frente a la vida: el ser agradecidos por la posibilidad de levantarnos cada mañana y poder cambiar nuestra realidad. Porque aún cuando a veces parece imposible, no lo es. La gratitud frente a las oportunidades que nos brinda la vida nos permite aprender de nuestros errores, esforzarnos por demostrar todo lo que somos capaces y seguir adelante sabiendo que los éxitos se logran con paciencia y dedicación.

Transitar las circunstancias como oportunidades que nos brinda la vida para construir un mejor presente y futuro es la mayor motivación que podemos sentir. Y ella nos impulsará a querer dar siempre lo mejor de nosotros mismos. Es imposible no hacerlo cuando uno se siente agradecido, no ante un empleador en particular o una empresa, sino ante la vida que nos está dando la ocasión de ser fuertes, valientes y creativos en la construcción de nuestro destino.

Si sientes que no hay forma de salir de donde estás, que tu trabajo no te hace feliz y que no encuentras motivación en nada de lo que haces, comienza por agradecer el estar vivo aquí y ahora. Agradece el poder pensar por ti mismo e imaginar un presente o futuro distinto, utiliza tu fuerza creativa para descubrir las oportunidades de cambio a tu alrededor. Porque siempre es posible hacer algo distinto, por pequeños que sea. Y los cambios que damos nos permiten avanzar en el sentido que realmente deseamos.

Agradece el pasado porque te ha permitido aprender y el presente que te ayuda a seguir creciendo. Agradece todo ese tiempo invertido en buscar empleo que te permitió aprender y desarrollar nuevas estrategias para conseguirlo; todas esas entrevistas que salieron mal y te ayudaron a aprender de tus propios errores; ese empleo que no es ideal pero te abrió las puertas a nuevos contactos, nuevas industrias, nuevas habilidades.

Comprender que el pasado y el presente son grandes lecciones para un mejor futuro puede darte la motivación que estás buscando para seguir avanzando y mejorando personal y profesionalmente.

Categoria: En positivo

:: EL BLOG EN LAS REDES ::