“Cuando emprendes por algo que te llena tanto, el esfuerzo siempre merece la pena”

Antonio Espinosa. Auara. Agua potable. Solidario.
Nombre: Antonio Espinosa de los Monteros | Edad: 26 | Residencia: Madrid | Empleo anterior: Becario de Auara | CEO y becario de Auara
 

Antonio Espinosa de los Monteros tiene 26 años y es cofundador de Auara, una marca de agua embotellada que destina el 100% de los dividendos que genera con sus ventas a desarrollar proyectos de acceso a agua potable en países en vía de desarrollo. El proyecto nació con una clara y proactiva vocación social con la que invita a todo el mundo que la consume a convertir un acto cotidiano como beber agua, en un acto extraordinario. Antonio considera que emprender en España es duro, aun así, asegura que “la buena noticia es que, cuando emprendes por algo que te llena tanto, el esfuerzo siempre merece la pena”.

¿Cómo surge la idea de crear Auara?

Nos embarcamos en esta aventura después de haber tenido experiencia en proyectos de cooperación. Hemos tenido la suerte de trabajar en distintos proyectos y en distintos lugares (Perú, Camboya, Etiopía…) en los que hemos conocido de primera mano lo que significa vivir sin agua potable y cómo esto afecta en todos los sentidos a las comunidades más pobres, a personas que viven en una pobreza extrema. Después de vivir esta realidad de primera mano, decidimos que teníamos que hacer algo para cambiarla.

¿En qué consiste su actividad?

Auara es una empresa social que se dedica a llevar agua potable a personas que no la tienen en países en vías de desarrollo. Financiamos estos proyectos de acceso a agua potable a través de la venta de una marca de agua mineral. La idea es que el consumidor, al beber Auara, ayude a que otros puedan tener agua. Además, somos la primera marca de agua en Europa que fabrica sus botellas con material 100% reciclado.

Desde su creación, Auara adquirió el compromiso de no repartir dividendos para destinarlos a proyectos de acceso a agua potable en países en vía de desarrollo. ¿Por qué?

Tomamos la decisión de que todos los dividendos de la empresa tendrían un fin social porque éste es el motivo de que exista Auara. Nosotros no buscábamos montar una empresa para vender agua mineral o ganar dividendos, sino que queríamos poder desarrollar proyectos de cooperación a través del agua. La empresa social y la marca de agua son medios para conseguir ese fin.

¿En qué proyectos sociales estáis trabajando en la actualidad?

Tenemos proyectos de acceso a agua en general (pozos, sistemas de recolección de agua de lluvias, sistemas de canalización de aguas) y proyectos sanitarios (baños), ya que el agua es la base de la higiene. Hemos terminado once proyectos en siete países (Haití, Camerún, Benín, R.D. Congo, Etiopía, Uganda y Camboya) y tenemos otros cinco proyectos en marcha.

Hoy en día, en los países desarrollados, se da por hecho el acceso al agua potable, pero no es así en todo el mundo. ¿De qué manera puede cambiar la vida de una población el hecho de tener acceso al agua potable?

La falta de agua potable es la causante de hasta el 80% de las enfermedades en las comunidades más pobres, pero además de un problema sanitario fundamental, el no tener agua accesible afecta en muchas otras vías. Mujeres y niños son casi siempre los responsables de ir a buscar agua cada día, para lo cual, muchas veces tienen que recorrer varios kilómetros y emplear un gran número de horas al día. Muchos niños no pueden ir al colegio porque tienen que realizar esta labor de recolección, del mismo modo que muchas mujeres no pueden tener un empleo o tiempo para desarrollar otras actividades. El acceso a agua potable está ligado con la salud, con la igualdad, con la educación… ¡afecta a todos los aspectos más básicos de la vida!

Además de su compromiso social, Auara apuesta también por el cuidado del medioambiente con sus envases. ¿Cuál es la principal apuesta en este sentido?

Hemos desarrollado las primeras botellas de agua en Europa fabricadas con un 100% de material reciclado. De esta manera, no sólo damos una segunda vida al plástico, sino que evitamos consumir nuevos recursos fósiles.

Además, hemos ecodiseñado nuestra botella para que ocupe un 20% menos de volumen y sea más eficiente en la logística, lo cual acaba suponiendo un menor impacto medioambiental también.

¿De qué manera las empresas sociales pueden ayudar a transformar el mundo?

Las empresas, en general, son las organizaciones que mueven el mundo. Las empresas sociales, además de su propio impacto social, tienen la responsabilidad de hacer más social el tejido empresarial y de que todas las empresas, en general, vayan siendo más conscientes de lo importante que es su impacto en la sociedad y en el medio ambiente, y del gran impacto positivo que pueden tener. Las empresas sociales son un motor de cambio social y económico.

¿Consideras que es fácil emprender un negocio en España?

NO.

Auara ha acudido a campañas de financiación participativa a través de la Bolsa Social. ¿Consideras que la financiación es la principal barrera a la hora de emprender?

Es una de las fundamentales, sí, sobre todo en las fases iniciales. Es muy difícil encontrar inversores que apuesten por proyectos en fase semilla. Después, la financiación depende de tus ratios de crecimiento y tu potencial en el mercado, y ahí están las dificultades más importantes. En nuestro caso, la principal dificultad es desarrollar una distribución nacional potente y eficiente que nos permita competir con grandes empresas que tienen una posición predominante en el mercado. No es fácil abrirse un hueco entre estas empresas porque tienen una fuerza muy grande con los clientes. Hay muchos clientes que, aunque quieren tener Auara, no pueden.

¿Qué consejos le darías a un joven que esté pensando en emprender en España?

Que tenga muy claro que quiere hacerlo. Que tenga una idea que realmente le apasione y por la cual esté dispuesto a sacrificar sus horas de sueño, su economía, su comodidad, sus vacaciones… Emprender es muy duro, y por ello es fundamental tener una fuerza que vaya más allá de “quiero tener algo mío”, “quiero ganar dinero” o “quiero ser mi propio jefe”. La buena noticia es que, cuando emprendes por algo que te llena tanto, el esfuerzo siempre merece la pena.

A menudo se dice de los Millennials o Generación Y que no se comprometen con los proyectos, pero sí con los valores. ¿Estás de acuerdo?

No creo que no se comprometan con proyectos… más bien es que los proyectos que se les presentan no les llenan. La sociedad y las empresas actuales no ofrecen muchos proyectos atractivos para unas generaciones que buscan cosas distintas que las anteriores. Y desde luego, una de esas cosas es los valores. Pero valores de verdad, no manifiestos.

¿Crees que tu generación es la que puede ayudar a cambiar la actual sociedad marcada por el consumismo, el usar y tirar…?

Puede y necesita hacerlo, porque si no, no va a quedar planeta en el que hacernos viejos… y por lo visto vamos a vivir muchos años. Así que, aunque sea por egoísmo, o entendemos pronto que no sólo hay que consumir productos más sostenibles, sino que hay que consumir menos, o vamos a estar generándonos un problema a nosotros mismos.

Categoria: Conversaciones

:: EL BLOG EN LAS REDES ::