¿Cómo ahorrar papel en la oficina?

Ahorrar papel. Sostenibilidad. Impresión.
 

Cada vez está más extendido el concepto de oficina sin papel que consiste en la reducción progresiva del uso de papel gracias al uso de soportes y medios tecnológicos. Este concepto impacta directamente en la sostenibilidad e influye positivamente en el cuidado del medio ambiente, gracias a una reducción en el uso de recursos y, por tanto, también de residuos. Pero no siempre es fácil prescindir de este soporte físico en nuestro trabajo. Así que te damos algunos consejos para que ahorrar papel te sea más fácil.

Apuesta por la digitalización

Siempre que te sea posible, evita imprimir documentos y trabaja con ellos en soporte digital. También puedes evitar imprimir aquellas presentaciones en PowerPoint que tienen mucho espacio en blanco.

Otra opción que te ayudará a reducir el consumo de papel es utilizar la intranet y el correo electrónico para compartir documentos con otros colegas de trabajo, así evitarás hacer copias.

Imprime a doble cara

Cuando sea imprescindible imprimir un documento puedes utilizar la opción de imprimir como borrador. Además de ahorrar el papel utilizado también gastarás menos tinta. También acuérdate de imprimirlo por las dos caras. Con este gesto tan fácil conseguirás consumir solo la mitad del papel necesario.

Reutiliza papel

Puedes aprovechar todo el papel que se haya impreso en una sola cara. Lo puedes utilizar para imprimir borradores o bien una buena idea puede ser fabricarte tus propios blocs de notas.

Recicla

Otro truco es tener una caja o papelera donde depositar todos aquellos documentos y papel que ya no puedes volver a utilizar. De esta forma te será más fácil tirarlo en el contenedor azul para su posterior reciclado.

Piensa en el tipo de papel

A la hora de comprar el papel para la oficina existen diferentes opciones como el papel reciclado o certificado por organizaciones internacionales, como Forest Stewardship Council (FSC). Otra opción interesante puede ser utilizar papel de menor gramaje. Además de ser más barato, necesita menos materia prima para su fabricación.

Ahora ya no tienes excusas para ahorrar papel y ser más respetuoso con el medio ambiente.

Categoria: Sostenibilidad

:: EL BLOG EN LAS REDES ::